«

»

feb 18

ECOLOGIA || Palometas en el Rio de La Plata?

Compartir en las redes sociales.
FacebookTwitterGoogle PlusEmail

La recordada noticia sobre el ataque de palometas a bañistas rosarinos y posterior en Vicente López, puso en alerta a las ciudades balnearias del Río de la Plata. Los conocedores del río -y los pescadores- aseguran que «existe una preocupante proliferación» de esta especie, que migra hacia la zona por las bajantes de los ríos de la mesopotamia.

Palometas

Palometas

Pescadores del Tigre y caudales cercanos a Entre Ríos, aseguraron que las palometas -especie de pirañas- son muy agresivas y generalmente deambulan en los bañados y costas de poca profundidad.
El calor, el poco caudal y la escasez de alimentos en las zonas correntinas y entrerrianas, han llevado a que cardúmenes de palometas (Mylossoma duriventre) migren hacia la costa y, como sucedió en Rosario, prácticamente invadan sectores de los balnearios.
Que haya una invasión de estos peces no causa sorpresa a los pescadores del norte, quienes a diario deben pelear con esta especie para que no corten las redes, los hilos, las mallas y se coman la faena del día.
«Son muy agresivas y difíciles de pescar», cuentan los pescadores. Estos peces, que pertenecen a la familia de las pirañas y están emparentados con el pacú, que también atacan a los animales.
«En Rosario hay más bañados que en Entre Ríos, y como está muy bajo el río Paraná, estas pirañas tienen que comer y migran hacia las costas en bajante, porque tienen hambre» explicaron las autoridades.
Las palometas viven en aguas bajas, en las lagunas, pero no les queda otra que migrar cuando el agua está quieta por la bajante y por eso se van a las zonas de los balnearios por ser bajas, y sigue el curso de las aguas hacia el sur, en este caso llegando al Río de la Plata.
¿PORQUE HAY TANTAS?
El depredador natural de esta especie es el yacaré que, como también se come, hay pocos en la zona.
Cientos de Yacarés mueren en Argentina -por ejemplo- debido a las sequías.

yacare

yacare

Con mínimos porcentajes de lluvias, hasta de temperaturas inesperadas, como las de este pequeño verano actual, el clima se vuelve desconcertante para esta especie de Caimán Latirostris, tal su denominación científica o yacaré overo.
Algunos estudios, advierten que la muerte de los yacarés overos, no necesariamente tiene que ver con la caza furtiva, o la falta de conservación, sino con la pérdida del hábitat, por medio de secado de esteros o canalizaciones, como la de los bajos subme-ridionales.
MATAN YACARES PARA EXPORTAR
También los gobiernos de Corrientes y Entre Ríos comparten un lamentable proyecto que apunta a la exportación del yacaré.
Un cuero de yacaré se paga 35 dólares, y el kilo de carne, U$S 9.
Un cuero de yacaré de 25 cm de largo, se paga 35 dólares, y el kilo de su carne nueve dólares, tanto en Europa, como en Asia.
El período de apareamiento del yacaré se produce en el mes de noviembre.
En diciembre las hembras ponen los huevos y en marzo se producen los nacimientos. Cada hembra pone entre diez y doce huevos.
Tanto la gente que los caza para comerlos, como los que lo hacen para vender sus partes, contribuyen al actual riesgo de extinción de este caimán argentino, cuyas carnes se ofrecen sin ninguna medida legal a través de carteles que se pueden leer desde cualquier vehículo que circule por las rutas.
Una barbaridad que se ofrezca en las parrillas ruteras, carne de un animal en riesgo de extinción.
La caza furtiva del yacaré, sigue permitiendo la expansión de la palometas, especie de piraña que ya llegó al Río de la Plata, y lo que es peor, todo parece indicar que lo hizo para quedarse.

Fuente: Verdad e investigacion.

Deja un comentario